Javascript Menu by Deluxe-Menu.com

Inicio

 

"Habilidades vs. Competencias en tu Currículum "
por M. González

 

Un buen currículum no lo es todo.

Antes de presentarte a una entrevista de trabajo puedes caer en la tentación de armarte con copia de todos los documentos probatorios que demuestran tus estudios, trabajos anteriores, certificaciones profesionales, etc. Es conveniente reunir esos documentos, y te brindan credibilidad pero, ¿realmente crees que el entrevistador los va a revisar minuciosamente?

Quizá sea más útil para el resultado de la entrevista el que, (sin descuidar tu currículum) dediques tiempo a prepararte pensando en los problemas que has enfrentado en tu trabajo anterior, tus estudios o tu vida y la forma como los has resuelto exitosamente. ¿Qué resultados has aportado a la empresa? ¿Cómo se benefició la organización con tu desempeño? ¿Qué cualidades propias te ayudaron a resolver exitosamente los problemas?

La forma como presentas tu Currículum Vitae es diferente si lo que pretendes resaltar son tus Competencias, en lugar de tus Habilidades.

Para que te des una idea de la diferencia entre estos dos términos, examina el currículum de alguna empresa. Cualquier empresa te sirve para esto. Posiblemente vas a encontrar una lista de servicios y productos que la empresa vende (sus habilidades), pero eso también lo encuentras en un folleto informativo. La función del currículum de la empresa es desarrollar credibilidad y confianza en los posibles clientes, por lo que casi seguramente encontrarás una lista de clientes anteriores así como proyectos que la empresa ha realizado para ellos. Esto último son las competencias de la empresa.

Se podría decir que al tomar un curso o una certificación profesional estás por lo menos obteniendo conocimientos. Eso es lo que dice tu constancia de participación: estuviste en el evento haciendo tu mejor esfuerzo por capturar conocimientos.

Los conocimientos son muy importantes porque sin ellos no puedes desarrollar habilidades específicas que puedas aplicar a tu trabajo.

Tener una habilidad consiste en la capacidad de realizar una actividad para alcanzar un objetivo. Mientras más habilidades tengas, podrás trabajar en mayor cantidad de escenarios. Por ejemplo: puedes tener la habilidad de configurar una aplicación en un servidor de tal o cual sistema operativo, con tal o cual versión de software.

Sin embargo, es de suma importancia que en tu desarrollo profesional no te detengas en la meta de adquirir habilidades. Es mucho mejor, si además logras desarrollar competencias.

Una competencia consiste en la capacidad de poner en uso tus conocimientos, habilidades y valores para enfrentarte exitosamente a un reto.

Dicen que en la adversidad se conoce al individuo, y esto es especialmente cierto porque ante la adversidad uno debe hacer gala de todas sus competencias. Pero no necesitas enfrentarte a una situación adversa para desarrollar competencias. Plantearte retos, metas y hasta un poco de sana ambición laboral te ayudarán a desarrollarte.

Cada proyecto que emprendas en tu trabajo te dará experiencia (conocimiento) y en retrospectiva puedes examinarlo para determinar si lo resolviste exitosamente o no. Los proyectos exitosos son los que demuestran tu competencia.¡Resáltalos en tu Currículum!

Ahora examina de nuevo tu currículum y hazte las siguientes preguntas: ¿qué imagen de tí estás proyectando? ¿es "eso" lo que realmente quieres proyectar? ¿es "eso" lo que necesita la empresa en la que deseas trabajar?

Desarrolla competencias y ¡toma las riendas de tu vida profesional!

Leer más artículos  

 

 

© Mavixel S.C. Derechos Reservados 2011

 

 

Conoce nuestros cursos de capacitación